En Miralay no sólo nos centramos en ofrecer un producto de calidad, moderno y único, sino que también nos preocupa el valor estético de nuestros televisores. Consideramos imprescindible colaborar con nuestros clientes para hacer de sus habitaciones un espacio atractivo, amplio y equilibrado.  

Hasta hace unos años, la tendencia en la decoración de una casa estaba marcada por la ostentosidad, variedad de muebles, colores, y objetos decorativos.

Sin embargo, estos gustos que han cambiado últimamente, han dado lugar a una nueva forma de interpretar los espacios y la energía de donde vivimos. Lo excesivo ha dado paso al minimalismo. La austeridad destaca sobre los excesos, es decir, la elegancia está en la calidad y la distribución, no en la cantidad.

Y de esto trata el Feng Shui. Dicho de forma muy esquemática, se trata de un antiguo sistema filosófico chino basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan.

La idea del ying y el yang está muy presente en esa filosofía, los opuestos sin oposición. Un concepto que en Miralay conocemos muy bien y con el cual trabajamos.

Desde Miralay supimos ver la relación positiva que existe entre un espejo y un televisor, y centramos nuestros esfuerzos en ello. Fruto de esto, colaboramos con nuestros clientes para que en sus espacios personales puedan encontrarse con una decoración libre de obstáculos, permitiendo un óptimo aprovechamiento del espacio y el buen fluir de las energías.

Los televisores espejos de Miralay permitirán disfrutar de lo último en el sector audiovisual sin comprometer la actual tendencia decorativa y tecnológica.

pexels-photo-243148

Cart

Back to Top