La tendencia actual en cuanto a decoración en el hogar tiende a ser cada vez más minimalista. Atrás quedan aquellas decoraciones recargadas que podían incluso llegar a hacer que cualquier estancia de la habitación se viera más pequeña. Incluso los televisores están pasando a tener un papel menos importante en la decoración, por eso los espejo-televisor están siendo una de las grandes tendencias del momento.

Espejos-televisor, la tendencia decorativa del momento

Por si no lo sabes, un espejo-televisor es una propuesta decorativa muy interesante dado que en sí es un espejo. Cuenta con su marco, el cual podemos elegir entre muchos formatos diferentes, y también con un televisor dotado de la máxima calidad y la conectividad más actual.

Miralay es la firma que comercializa este producto que ha revolucionado la forma de tener un televisor en el hogar, mimetizándolo con la decoración y dando un toque hasta ahora nunca visto a cualquier espacio como el salón, las habitaciones o incluso en el baño si se desea. Pero no es algo que se limite únicamente a tener en el hogar sino que también puede instalarse en habitaciones o salas de hoteles, gimnasios, oficinas, salas de espera y un largo etcétera.

¿Dónde colocar un espejo-televisor?

Una de las características que acompañan a estos dispositivos es su versatilidad dado que podemos colocarlos empotrados en la pared, con su marco o sobre un pie.

La opción más elegida es la que se empotra en la pared porque no solo se adapta a la decoración sino que los cables quedan completamente ocultos, dando una mejor sensación. En este caso, el salón o las habitaciones son una de las mejores alternativas para la colocación de estos televisores.

Se pueden colocar en paredes desnudas, en espacios donde tengan un mueble como marco, paredes de materiales como la madera, con lo que se dará fuerza al conjunto, sobre todo si la madera es oscura y el televisor está suspendido, integrándose de una forma espectacular.

También se puede colocar sobre un mueble multifunción, en una pared desnuda como si se tratase de un cuadro (al más puro estilo decorativo nórdico o minimalista) en un mueble escondido, disimulada en una biblioteca o en una pared con muchos complementos (ideal para las habitaciones infantiles o juveniles), etc.

¿En qué parte de la casa no queda bien un espejo? Simplemente es cuestión de probar y de descubrir que un espejo-televisor puede colocarse en infinidad de rincones diferentes y siempre queda bien.

Cart

Back to Top