Hoy en día estamos inmersos en un universo de propuestas diferentes en cuanto a televisores y proyectores de televisión, dispositivos con sus ventajas, pero también con sus inconvenientes. Actualmente podemos encontrar en el mercado infinidad de televisiones de muchos tamaños y sistemas operativos diferentes así como conexiones, diferentes calidades de visionado, etc.

A ello, hay que sumarle los complementos que pueden acompañar a estos dispositivos como un home cinema, barras de sonido, TV Box, Chromecast, Apple TV, videoconsolas, etc., lo que hace que sea un poco más compleja la elección de un televisor o un proyector.

Proyector o televisor, cuál elegir

Lo primero que hay que tener presente es que son dos dispositivos ligeramente diferentes aunque con los dos se vea televisión, películas, series, sirvan para conectar dispositivos externos como videoconsolas, etc.

Aunque los proyectores han avanzado mucho durante los últimos años, todavía no se puede decir que estén a la altura de los televisores más modernos, sobre todo las Smart TV con calidad 4K.

Además, el uso de un proyector trae consigo diferentes problemas. Por ejemplo, su instalación es más compleja que un televisor que solo es colocarlo, enchufar antena y corriente y ya está. La ventaja que tienen los proyectores es la posibilidad de movilidad que ofrecen, pero con las limitaciones de tener que llevarlo con nosotros allá donde vayamos.

proyector

Por otro lado, también hay que comprar una pantalla para que se vea correctamente, la habitación debe estar a oscuras y puede que los cables sean otra de las complicaciones. Incluso por muy grande que sea el proyector, no proporcionará la sensación de tener un cine en casa, hacen falta una pantalla de calidad y también un sistema de sonido.

Un televisor ofrece una calidad de imagen superior, siempre dependiendo no solo de las pulgadas sino del tipo que sea, sobre todo si es LCD de última generación. La tecnología aplicada en estos dispositivos está mucho más desarrollada que en los proyectores, por eso, la calidad de imagen es muy superior.

Para encontrar un proyector que ofrezca una buena calidad de imagen no basta con comprar el primero que nos ofrezcan, hay que tener en cuenta factores tan importantes como la resolución máxima, los lúmenes, el contraste, etc. Para que todos estos detalles proporcionen una buena calidad de imagen, el proyector no será precisamente barato, siendo otro de los frenos para que la gente opte por un televisor.

Cart

Back to Top